Pablo Lyle es declarado culpable

 

Pablo Lyle: declaran culpable de homicidio involuntario al actor mexicano en un juicio en Miami

Jurado de Miami declara culpable, por homicidio involuntario, al actor mexicano Pablo Lyle, involucrado en el asesinato de Juan Ricardo Fernández, ocurrido en marzo de 2019.

Un jurado en Miami declaró este martes al actor mexicano Pablo Lyle culpable de homicidio involuntario por la muerte de un hombre de 63 años.

El caso se remonta a 2019, cuando el actor propinó un puñetazo durante un altercado de tráfico a Juan Ricardo Hernández, quien murió días después a causa de un traumatismo en la cabeza.

El actor, conocido por su actuación en telenovelas como «Adorable maldición», podría enfrentar una condena de hasta 15 años. Un juez habrá de dictar su resolución en una audiencia posterior.

El jurado estuvo compuesto por 6 personas y llegó al veredicto luego de un día de deliberaciones.

La defensa del actor, quien se reservó su derecho a testificar en la audiencia de alegatos finales del lunes, sostuvo que Lyle actuó protegerse y solicitó la desestimación del caso bajo la ley de defensa propia del estado de Florida.

Banner-1280x200-Total

Pero la fiscal Gabriela Alfaro convenció a los jurados. En un momento repitió las palabras finales que Hernández habría dicho antes de caer mortalmente al suelo: «Por favor no me hagas daño».

¿Qué pasó el día del altercado?
El 31 de marzo de 2019, Pablo Lyle terminaba unas vacaciones de 10 días en Miami y se dirigía al aeropuerto con su familia en un auto conducido por su cuñado, el arquitecto Lucas Delfino.

De manera paralela, Juan Ricardo Hernández, un cubano de 63 años, conducía su vehículo por la misma avenida del norte de Miami cuando al parecer Delfino tomó una salida equivocada y le cerró el paso, metiéndose en su carril y quedando su auto delante.

Aprovechando un semáforo en rojo, Hernandéz se bajó de su vehículo y fue a increpar a Delfino. Este salió del auto para discutir con Hernández, pero su vehículo empezó a rodar hacia la intersección de la calle, así que corrió a subirse de nuevo para detenerlo.

El actor es reconocido por su participación en telenovelas como «Código postal» o «Mi adorable maldición».

Hernández caminó entonces de regreso a su auto, pero Pablo Lyle, quien iba como copiloto con Delfino, se bajó del auto y corrió hacia donde estaba el hombre.

Le propinó un puñetazo en la cara y regresó a su auto. Hernández cayó al piso y el auto conducido por Delfino siguió su camino.

Cuatro días después del incidente, Hernández falleció en un hospital a causa de un trauma craneoencefálico.

¿Qué pruebas había?
La prueba más notoria fue un video, capturado por una cámara de seguridad de una gasolinera ubicada en frente del semáforo en el que ocurrieron los hechos.

En el video se ve lo que ocurrió y por eso es posible describir en detalle la cronología del incidente.

La fiscalía citó a una testigo que se encontraba dentro de su auto en la misma intersección.

Declaró que vio a Pablo Lyle «correr con agresión y los puños cerrados». La testigo afirmó que Lyle le dio el golpe a Hernández después de que este «levantara sus manos para protegerse y gritara en español «No, no, por favor no me pegues».

La defensa, por su parte, ha alegado ciertas inconsistencias en ese relato de la testigo.

Pablo Lyle

La defensa del actor Pablo Lyle
Según el acta del arresto, Lyle afirmó que Hernández alzó las manos cuando se acercó a él, por lo que su reacción se debió a que «creyó que la víctima lo iba a atacar primero» y actuó en defensa propia.

Durante la primera intervención del actor en el juicio, este afirmó que cuando estaba en el auto escuchó un golpe fuerte en la ventana del vehículo y a Hernández gritando insultos: «¿Está loco, es idiota, estúpido?», por lo que todos en el auto saltaron de sorpresa, «fue algo inesperado» y estaba «realmente asustado».

Relató cómo la situación empeoró cuando Delfino salió del auto. Por eso él intentó salir también para «evitar o hacer algo, porque estaba mi familia ahí», pero el auto empezó a rodar hacia la intersección.

Contó, con la voz entrecortada, cómo intentó detener el auto sin éxito en medio del pánico y pensando que «iba a perder a mi familia».

El principal argumento de la defensa fue que el actor se defendió instintivamente y protegió a su familia de lo que consideró un ataque violento.

La Fiscalía argumentó, por su parte, que Pablo Lyle es un «individuo violento que golpeó brutalmente y mató a un hombre de 63 años», como mostraba el video de seguridad.

El actor había estado en prisión domiciliaria en Miami desde el incidente.

BBC News Mundo FUENTE DE LA IMAGEN,POLICÍA DE MIAMI DADE