Por un Sindicato Petrolero transparente: José Rubén Rosaldo Cordero

José Rubén Rosaldo Cordero, su estandarte y convicción es servir de manera transparente, a las necesidades de los trabajadores petroleros.

Rosaldo Cordero, quien nació en el seno de una familia petrolera y ha sido testigo de injusticias contra trabajadores de Pemex a manos de líderes corruptos, dejó claro que no claudicará en su lucha por hacer del sindicato petrolero una organización al servicio de las mejores causas sociales del país; honesta, transparente y humilde.

​Nació el 5 de julio de 1959, en Nanchital Veracruz, en el seno de una familia petrolera. Realizó estudios elementales en mi tierra natal, secundaria, preparatoria y la carrera de técnico en dibujo arquitectónico, en Coatzacoalcos, Veracruz.

En 1978, a los 19 años inició su carrera en Petróleos Mexicanos como trabajador transitorio, ocupando la plaza de dibujante de 2da.General.

Por su desempeño laboral, se ganó el lugar de Obrero General en el Departamento de Patio y Maniobras del Complejo Petroquímico Pajaritos, en la Ciudad de Coatzacoalcos, Veracruz.

Posteriormente, JOSÉ RUBÉN ROSALDO CORDERO logró un ascenso temporal a dibujante de 1ra. General en el complejo Petroquímico Cangrejera, tiempo después me fue promivido al departamento de “Clorados 1”, como Ayudante de Operario Especialista de Planta; logrando a continuación un ascenso más a Obrero de Guardia del mismo departamento.

​Siguiendo con su carrera ascendente, fue trasladado al complejo Morelos como dibujante de 1ra.General.

Su siguiente posición fue como Chofer Mecánico en la Ayudantía de la Gerencia, después regresado al complejo Petroquímico Pajaritos con el cargo de Chofer Mecánico en el Departamento de Patio y Maniobras.

Gracias a la habilidad, conocimiento y empeño en su trabajo, fue reconocido y ascendido a la Gerencia del Complejo Petroquímico Morelos.

El 24 de octubre de 1983, fue honrado cuando le otorgaron la credencial Núm. 56583, como miembro activo del SINDICATO DE TRABAJADORES PETROLEROS DE LA REPÚBLICA MEXICANA, la cual ostenta orgullosamente.

Después de 16 años de servicio, con fecha 9 de mayo de 1994, le rescinden su contrato de trabajo. La causa real de la separación, fue por su  participación en un movimiento en defensa de los derechos de los trabajadores, afiliándose a la planilla azul; razón por la cual, interpone demanda laboral con número de expediente 44/94 ante la oficina 34 de la junta de Conciliación y Arbitraje en Coatzacoalcos, Veracruz.

Este movimiento defendía y exigía la suspensión de los abusos y agresiones que recibían los trabajadores; así como la renuncia y salida de Ramón
Hernández Toledo, secretario general de la sección 11 con sede en Nanchital Veracruz del S.T.P.R.M.

Fundó Petroleros de Reforma Ideológica A.C. en el 2011.

Este movimiento surge de la corriente denominada MOVIMIENTO OBRERISTA PETROLERO DE REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA, A.C. constituida en el año 1995, concentró diversas inquietudes por las injusticias cometidas en contra de los trabajadores petroleros, por los vicios de los caciques Regionales y Nacionales.

Es una agrupación fundada por JOSÉ RUBÉN ROSALDO CORDERO en el 2011, cansado de los abusos cometidos a sus compañeros y a su propia persona, decidió conformar una colectividad para manifestar y hacer frente la inconformidad de diversas inquietudes y exigir el cese de las injusticias cometidas en contra de los trabajadores petroleros por los vicios de los caciques tanto nacionales como regionales.

El movimiento PETROLEROS DE REFORMA IDEOLÓGICA, A.C. se ha extendido por las 36 secciones, delegaciones y subdelegaciones, que conforman el Sindicato Petrolero Nacional, sus propuestas han despertado el ánimo de sus agremiados y el interés de otros grupos de trabajadores.

“Ha llegado la hora de poner fin a los abusos permanentes contra los petroleros, y hacer justicia a miles de trabajadores en activo, pensionados y jubilados, así como a las viudas e hijos de los trabajadores que han muerto en el desempeño de sus funciones”, expresó.

Los trabajadores petroleros demandan honestidad, humildad y transparencia de sus dirigentes, con el fin de que estos “verdaderamente apoyen a los trabajadores y de ahí acabar con la venta de plazas, de vacaciones y de todos los indicios de corrupción”.

Su estandarte y convicción es modernizar al sindicato a través de la actuación de manera transparente, junto con los trabajadores petroleros.