Preocupa a expertos mal uso de padrón celular

 

La disposición de padrón celular fue aprobada el 10 de diciembre en la Cámara de Diputados y su viabilidad está en manos de los senadores.

Ciudad de México.- El Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil podría caer en manos de criminales o partidos políticos de no contar con candados y un resguardo adecuado que costaría una millonada, advirtieron expertos en seguridad pública y privada.

La disposición fue aprobada el 10 de diciembre en la Cámara de Diputados y su viabilidad está en manos de los senadores.

«Este padrón tendrá un costo aproximado de 20 mil millones de pesos y tendrá que implementarse con mecanismos con nuevas tecnologías y de mantenimiento a las bases de datos de los usuarios, por supuesto que si se requiere la base para evitar delitos, pero también se requiere que esta base no sea utilizada para otros fines que no sea utiliza para fines ilícitos», resaltó Raúl Sapién, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

Sapién recordó que la medida no es nueva pues en 2009 se creó el Registro Nacional Usuarios de Telefonía Móvil, que intentó regular la obtención de una línea ya sea de prepago o de plan tarifaria, con el otorgamiento de una credencial oficial, comprobante de domicilio y CURP.

«Desgraciadamente este RENAUT no generó los resultados que se creía que iba a tener, y se crea justamente para tener un registro de usuarios de telefonía celular, se mantuvieron activas las bases de datos, desafortunadamente se empezó a dar otro tipo de uso a esa información de usuarios y en 2011 el Senado aprobó reformas al Código Penal y a la Ley Federal de Telecomunicaciones y como consecuencia desapareció el RENAUT y los millones invertidos, la intención fue buena pero no sirvió de nada», lamentó.

Añadió que la eventual operación del padrón debe darse en coordinación con las autoridades que realizan análisis criminal para evitar delitos como el secuestro virtual o la extorsión.

Luis Miguel Dena Escalera, ex Coordinador de Inteligencia de la extinta Policía Federal Preventiva (PFP) en 2005 y 2006, advirtió que es necesario que también los ciudadanos auditen esos bancos de datos.

«Que observen cómo convertir una herramienta de esta naturaleza y que no esté este banco de datos en el mercado negro y después en manos de cualquier delincuente; el delito de la extorsión es uno de los que más han crecido también en la pandemia, porque al acceder a una base de datos masivos permite que la delincuencia esté llamando desde una cárcel de manera sistemática a 60 o 70 personas al día y la oportunidad de que las víctimas caigan», observó Dena, ahora CEO & Founder de la empresa Cyber Black e integrante de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad (Amesp).

Concluyó que si bien lo aprobado por el Congreso para crear un padrón de usuarios de telefonía evitará algunos delitos, urgió a que esos bancos de datos tengan la debida custodia para que sean usados por el crimen o incluso por políticas en tiempos de elecciones.

Pablo Salazar, experto en ciberseguridad y director general de WhiteSuit Hacking, advirtió que el aumento de los delitos o amenazas virtuales no se limita a criminales radicados en México.

«No hay fronteras que nos protejan de ellos, cualquier puede ser un cibercriminal, y existe un mal sistema de castigo lo que provoca impunidad en esta materia porque es difícil procesar a un hacker que hizo un delito en México desde China», alertó.

Respecto a la aprobación del Plan Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil el experto, también integrante de la AMESP, dijo que tiene puntos positivos como negativos.

«Tiene la posibilidad, no digo que va a ser, pero tiene la posibilidad de mitigar la extorsión, el secuestro y le da herramientas a la autoridad de ligar a los criminales digitales con su identidad, no digo que se concrete pero si la posibilidad de que suceda.

«Lo malo es que los bancos de datos como unas anteriores se han filtrado, esta seguridad de telefonía es compleja y necesita un seguridad eficiente, crear una infraestructura adecuada de control y una cadena de custodia para ver quién y por qué accedió a ella», advirtió Salazar, también integrante de la Amesp.

Ghale Krame, experto en seguridad nacional, llamó a los legisladores echar mano de la inteligencia para reconocer realmente la identidad de quienes delinquen mediante el uso de la telefonía.

«Además no hay que olvidar que desde ahora ya que utiliza una huella para activar una aplicación o activar el celular, ya existe la concesión del usuario en el uso de esa información a las telefonías», alertó Krame.

 

Por Agencias.