Qué encubren las campañas electorales

 

Qué encubren las campañas electorales, por Andrés Cupatitzio

Desde luego los intereses y la fuerza económica que los mueve. El representa a x o z partido sin programa o contando formalmente con uno, pero nunca ha probado ni comprobado con la realidad; ocultarse con slogans, con propaganda de frases sin sentido, soltadas así como así al aire; eso es significa también ocultarse en el statu quo de los prejuicios y los intereses de la clase dominante en las campañas electorales .

Tal cosa se ve en el comportamiento de quienes como candidatos a los gobiernos de los estados, a las diputaciones federales, con el diverso carácter estas últimas de constituir una continuidad de intereses claramente definidos y visibles, como es el caso de quienes se reeligen ahora de un puesto a otro, o aún en el mismo cargo, como si fueran empresarios de la política y, el cargo, el capital fijo circulante a reciclar en el mismo espacio de lugar y tiempo, que sería lo de menos.

¿Por qué se ha puesto de moda esto de poder relegirse? En cierta o distinta forma se ha hecho, pero más en unos partidos y no en otros. ¿Qué quiere decir lo anterior? Nadie se toma la molestia en explicarlo.

Algunos llamados partidos son verdad grupos de camarillas vitalicias, no importa que se disfracen con aspirantismos electores distintos, una vez como presidentes municipales, o diputados locales, ir tercera y quinta vez, o de legisladores federales después de haber estado en un alto cargo administrativo local o federal, como formas de revestirse de alguna protección construccional que les ponga a salvo de toda responsabilidad.

Antes los caciques nombraban a las diferentes candidaturas, validos de su poder local y regional ganado “a pulso” en la política nacional del sistema; hoy ya no se necesita ni eso, son como cuadras de caballos finos que saben que estar programa dos para correr en el itinerario electoral al que se proponen o los proponen para llegar, su grupo, camarilla o estamento.

Hay muchas otras cuestiones, intereses o posturas que apuntan a la eternidad estatal de estar dentro del presupuesto o de algo más, que al fin y al cabo la sociedad civil, el Estado y la clase política no son más que otras tantas denominaciones de los dominadores.

Esto pasa en Querétaro, en Michoacán, o hasta en estados pobres como Zacatecas, Hidalgo y Tlaxcala; pero para no caer en lo algunos llaman guerra sucia, omitimos otras relaciones políticas y económicas determinantes que permean a la clase media, pequeña burguesía y gran burguesía. A nosotros los de abajo, los marginales no miramos eso, sino que sólo nos lo permiten. POR ESO VEO QUE LAS VACUNAS SON MAS DEMOCRATICAS QUE LAS BOLETAS DE VOTAR Y, ACASO, SUMAMENTE MAS BARATAS. AUNQUE TAMBIEN EN ESTO HAYA APETITOS QUE EMASCARAN LA CUESTIÓN. ¡VACUNESE Y NO HAGA CASO DE FALSAS ALARMAS Y CONFUSIONES!

Por Andrés Cupatitzio. Qué encubren las campañas electorales

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.