El Gobernador de Querétaro firma el Acuerdo San Miguel

El Gobernador de Querétaro firma el Acuerdo San Miguel

Luego de firmar el “Acuerdo San Miguel” con sus homólogos de Aguascalientes, Guanajuato y San Luis Potosí, el gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, puntualizó que este convenio permitirá crear la primera región de la República que se abre a una plataforma integrada de inversión, producción, logística y exportación.

El mandatario destacó que el Corredor Industrial y Tecnológico del Bajío conjuntará la mirada de cuatro estados que asumen una perspectiva común de crecimiento y desarrollo a favor de México.

Estableció que el “Acuerdo San Miguel”, no es producto del azar, sino que se origina a partir del consenso y parte de una coordinación elemental.

“Coordinación para el desarrollo de infraestructura; la promoción de inversiones; la generación de cadenas productivas, logísticas y de valor. Coordinación necesaria para consolidar un corredor de producción único en el país”.

Domínguez Servién explicó que estos cuatro estados conforman una región con altas tasas de crecimiento económico; en conjunto contribuyen con el 10% al Producto Interno Bruto nacional.

Se distinguen –añadió- por su alto promedio de generación de empleos e indicadores de bienestar significativos, además de que se encuentran entre los primeros cinco lugares nacionales del Indicador de la Actividad Económica Estatal al segundo trimestre del año, de acuerdo con el INEGI.

Su Inversión Extranjera Directa (IED) acumulada para este año suma ya 4 mil 445.2 millones de dólares, con lo que las cuatro entidades captan el 18.4% de la IED del país, que de enero a septiembre de este año fue de 24 mil 174.4 millones de dólares, de acuerdo a la Secretaría de Economía.

El mandatario queretano hizo hincapié en que las entidades comparten una vocación productiva automotriz que perfila una región de producción automotriz de clase mundial.

Tan solo el valor total acumulado de la producción de equipo de transporte de enero a septiembre de este año, asciende a 602 mil 951.7 millones de pesos.

En la parte central de su discurso, Francisco Domínguez hizo un llamado respetuoso al próximo Presidente de México, para que el Corredor Industrial y Tecnológico del Bajío cuente con los recursos suficientes y las herramientas necesarias para mantenernos como la zona más próspera del país.

En ese sentido, pugnó porque la zona de desarrollo regional del Bajío se incorpore como una línea estratégica de atención y desarrollo, dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024.

“Le solicitamos que se le dé la misma importancia y apoyo que han tenido las Zonas Económicas Especiales. A que se inscriban proyectos específicos de fortalecimiento para esta Zona, en el Plan Nacional de Infraestructura correspondiente al mismo periodo”. .

Expuso que los mandatarios del Corredor necesitan la colaboración del gobierno federal, para alcanzar una integración exitosa.

Por ello convocó a un diálogo amplio, que siente las bases para un mayor desarrollo nacional y a ampliar las miradas más allá del ámbito local, más allá de su concepción geográfica.

Multipliquemos beneficios, para configurar un nuevo mapa económico y social. Renovemos nuestra vocación federalista, para alcanzar metas nacionales.

Por su parte, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, refirió que buscan conspirar a favor de este país mediante una política económica como nunca antes se había visto.

Indicó que “sin apasionamientos políticos”, buscan transformar las vocaciones de la región y colaborar con el próximo gobierno federal para la construcción del Plan Nacional de Desarrollo.

A su vez, el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, resaltó que a estas cuatro entidades las une la historia y la dinámica económica, por lo que exhortó a hacer equipo en beneficio de las poblaciones regionales y nacionales.

En su turno, el Gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, delimitó que el México moderno no podría entenderse sin la región del Bajío, en las que las diferencias se complementan con este acuerdo, y se impulsan las oportunidades.

Previo a la firma del Acuerdo San Miguel, el Presidente del Consejo de Análisis Estratégico del Iplaneg, Eduardo Sojo-Garza Aldape, enmarcó las condiciones económicas y sociales de la región que conforman estos cuatro estados y que se llevarán a cabo investigaciones cualitativas y cuantitativas cuyos resultados serán entregados a los mandatarios para que tomen las mejores decisiones.

El alcalde de San Miguel de Allende, Luis Alberto Villarreal, dio la bienvenida a los mandatarios en la ceremonia de la firma del convenio e hizo votos porque se alcance el mejor de los éxitos en este nuevo Corredor Industrial y Tecnológico del Bajío.