Raya y el Último Dragón, con toque mexicano

 

En la nueva aventura de Disney, Raya y el último dragón, participan mexicanos

La regia Alina Zepeda y la saltillense Natalia Adame, son parte del equipo de producción de la películaRaya y el Último Dragón‘ que se estrena mañana, además participa Danna Paola, como la voz de la protagonista, y Carlos López Estrada, como codirector.

«Yo consideraba que como mujer latina no podía llegar a Disney, pero una compañera logró entrar y en ese momento me cambió la mentalidad y dije: ‘sí, es posible’, entonces, me súper enfoqué y fue como logré finalmente llegar», dijo Zepeda, artista de iluminación.

Natalia, originaria de Saltillo, Coahuila, y Alina, de Monterrey, dejaron sus hogares para ir en busca de sus sueños a Los Ángeles y desde entonces han crecido laboralmente. «Cuando yo crecí en Saltillo hacer películas no era algo fácil», confiesa Natalia quien estudió mercadotecnia con la intención de acercarse lo más posible al ámbito audiovisual.

La más reciente película de Disney se inspira en la cultura asiática, pero tiene un importante componente mexicano. Raya y el último dragón fue codirigida por Carlos López Estrada, y en su elenco de voces en español, la protagonista es interpretada por la cantante y actriz Danna Paola.

La película sigue a Raya, una princesa guerrera que tiene la misión de encontrar a la última dragona con los poderes para detener una invasión maligna. Se estrena mañana en Disney+, donde podrá verse con un costo extra.

López Estrada se siente emocionado de formar parte de esta historia inspirada en las culturas del sureste de Asia.

«Pensaba que necesitabas un tipo de experiencia, un tipo de educación muy diferente al mío, (para ser parte de un proyecto así), pero por cuestiones del destino terminé conociendo a las personas en el momento adecuado, vieron la película pasada que hice y ellos estaban abriendo sus puertas para traer directores jóvenes de fuera».

Raya es una princesa experta en artes marciales entrenada desde pequeña y vive en Kumandra, una tierra en discordia donde cada pueblo busca su propio beneficio. Su padre trata de hacerle confiar en las personas diferentes, pero la traición de otra princesa la vuelve muy reservada.

A la par, su mundo se ve amenazado por una plaga que destruye a la naturaleza y convierte a la gente en piedra.

Sólo la última dragona Sisu puede ayudarla a revertir toda esa destrucción y Raya logra encontrarla, pero para su sorpresa es bastante despistada, aunque a su manera le ayuda a confiar mucho más en los desconocidos.

 

«Esta vez no estamos hablando de una princesa que busca la felicidad y el ´vivieron felices para siempre´… sino la paz para Kumandra», compartió Danna Paola.

Por agencias El Horizonte y ABC noticias