Reacomodos

Reacomodos, Por Andrés González Arias

Con el inicio del segundo año de ejercicio, la LX Legislatura renueva también su mesa directiva; la deja Luis Antonio Zapata Guerrero y se elige a la diputada Liz Selene Salazar Pérez.

El relevo de estafeta es institucional. Sale Toño Zapata –duro entre los duros– y entra sin problema Selene Salazar, del mismo grupo. El grupo mayoritario hace valer su mayoría y tanto Zapata como Selene son “panchistas”. La ex alcaldesa de Jalpan (2015-2018) gobernó ese municipio en el primer tercio de Pancho Domínguez. Zapata, quien fue dos veces alcalde (2000-2003 y 2012 – 2015) repetía también la diputación. Lo fue en la LIX –el último tercio de Pancho– y se recicla en la LX. Ambas ganando por mayoría el VII Distrito.

El relevo pues, por demás institucional. Y como se veía venir, así se dio. Reacomodos, Reacomodos, Reacomodos, Reacomodos, Reacomodos, Reacomodos

Pero en el segundo año las calabazas se van acomodando en el camino y llegan –y se hacen– los grupos de los grupos. Ya se conocen, se apoyan y hasta se zancadillean; si bien sobre la mesa y en las apariencias, en el grupo mayoritario del PAN no pasa nada. Los puntapiés son por debajo de la mesa.

Banner-1280x200-Total

Así también en los de Morena y en el del PRI.

Zapata pasa con mayor pena que gloria su presidencia. Su mayor virtud es la férrea lealtad a las órdenes que le llegan desde el Palacio de la Corregidora. Y casi sin chistar –ni cuajar operación política ni hacerla socialmente inclusiva– se resbala en el piso mojado que dejara la fallida Ley de Aguas del Estado de Querétaro, creando una polémica con los ambientalistas que todavía no se aquieta. Siendo este presidente, se va limpia en comisiones un miércoles, se aprueba por el pleno en la sesión del jueves y sale publicada el mismo sábado de esa semana. Que eficiencia legislativa. Reacomodos, Reacomodos, Reacomodos

Esto provocó –por la forma– la irritación con los ambientalistas, con estudiosos en la materia de la Universidad Autónoma de Querétaro y cuyos ecos aun retumban en los pasillos del Congreso local.

La dualidad operativa Pancho- Kuri, también se nota y manifiesta en la legislatura. No hay distanciamiento alguno, porque la amistad no ha variado. Ni tampoco se niega, desde luego. Donde hay diferencia es en lo institucional del partido. Kuri está más cerca de Marko –por obvias razones– que de Pancho. Con el actual presidente de este partido caminó en la coordinación del Senado y los apapachos de Marko, ahora, son públicos. Por lo de incluirlo entre los presidenciables, sin volarle con eso la cabeza al gobernador queretano.

Donde también hay diferencias es entre Zapata y Memo Vega Guerrero, este presidente de la Junta de Coordinación Política en funciones. Zapata es de los duros y Memo Vega en más “anayista” y, por lo tanto, “markista”; tal y como lo es el actual presidente municipal de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, “suspirante” al Senado. Esa es la guerra que viene, en donde MKG –se nota a leguas– tiene dos cartas: Luis Nava, presidente municipal de Querétaro, con altos resultados en su gestión, pero también Rogelio Vega Vázquez Mellado, jefe de la oficina del gobernador, el consejero político más cercano y su “amigo de toda la vida”. Ese desenlace político electoral será por demás interesante.

 

Reacomodos

Para la vicepresidencia de la nueva mesa directiva, Ricardo Astudillo venía más que pintado. Y este es más cercano a Memo Vega que a Toño Zapata. A este lo liquida su carácter. La primera Secretaría le tocaba a Morena, segunda fuerza política en el estado y recayó en la diputada Laura Andrea Tovar Saavedra, por la puja que por esta hiciera Juan José Jiménez Yáñez, su coordinador de bancada. El otro, Armando Sinecio, hubiera sido una prolongación más del PAN.

Para la segunda Secretaría tampoco se dio jaloneo alguno. Se la lleva limpia el diputado Juan Guevara Moreno, el coordinador de la bancada tricolor. Y permite a Chela Juárez ser suplente. Al tercer diputado del PRI, Paul Ospital, como no le interesa la Secretaría, tampoco la buscó. Y la mayoría panista tal vez ni esa le hubiesen permitido, por lo “incómodo” que hubiera resultado. A ver, ¿Porqué cree usted que no le dejarían ni una de las cuatro presidencias de la legislatura que faltan? Por lo mismo. Los panistas hacen aquí, lo que reclaman a los morenos allá, en lo federal. Es la ley universal del más fuerte.

El tercero en el bat para la presidencia ya está también puesto en la imaginaria, tanto como el cuarto bat. No habrá cambio ni de bateador ni de señales en este primer trienio kurista.

Las demás posiciones pueden rotar –vicepresidencia, primer y segundo secretarios– pero la presidencia no.

 

 

 

Andrés GonzálezPeriodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.