Recibe Gobernador ventiladores por parte de la NAM

 

Recibe Gobernador ventiladores por parte de la Nunciatura Apostólica de México

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, recibió por parte de la Nunciatura Apostólica de México tres ventiladores mecánicos para atender a enfermos por COVID-19.

En el acto, el nuncio apostólico en México, Franco Coppola, hizo entrega del equipo al mandatario queretano, quien agradeció el donativo que forma parte de la labor altruista que encabeza el Papa Francisco para paliar los efectos de la contingencia sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Estos dispositivos donados por el Vaticano, se suman a la infraestructura hospitalaria con la que cuenta Querétaro y forma parte de la política de fortalecimiento de la red del sistema de salud del estado, para la atención de pacientes que se encuentran en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

ventiladores

De acuerdo con los lineamientos para atención a la enfermedad COVID-19, el estado de Querétaro, el Hospital General ofrece el espacio, de manera exclusiva con atención integral para el diagnóstico y tratamiento de la población enferma de COVID-19.

Toda su infraestructura esta destinada a la atención de enfermedades de respiratorias agudas durante la contingencia, con una capacidad de 85 camas censables y 120 camas no censables, las cuales pueden albergar hasta 200 pacientes que ameriten terapia respiratoria, habilitándose el área de consulta externa como triage respiratorio con capacidad de proporcionar hasta 30 consultas por hora.

Así como 82 pacientes con ventilación mecánica en caso de requerirlo en forma simultánea. Las especialidades quirúrgicas se redireccionaron al Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, donde se cuenta con capacidad para atender patología quirúrgica de urgencias.

Las especialidades de oncología quirúrgica médica y hematologías así como quimioterapia se trasladan y el resto de especialidades.

Durante la entrega, el gobernador estuvo acompañado por el secretario de Salud del estado de Querétaro, Julio César Ramírez Argüello; asistió también el director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer.