Retrógrado y mentiroso el presidente de México

Retrógrado y mentiroso el presidente de México, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

AMLO presume de trabajar 16 horas al día y los fines de semana, según su discurso de fin de semana. Lo que no aclara, que la mayor parte de ese tiempo se dedica a no hacer nada, como sus conferencias mañaneras y a opinar de todo, no sabe gobernar, todo lo complica, es un inepto, los resultados de sus casi 3 años de gobierno hablan por sí solos. Nada de lo que prometió ha cumplido, así que esas 16 horas de “trabajo” son un desperdicio.

Entre las sandeces de su campaña de fin de semana quedará para la historia su pensamiento político retrógrado, al manifestar que deben ser juzgados los expresidentes por “haber privatizado la educación”. Primero, se trata de otra de tantas mentiras que vierte AMLO mientras “trabaja”.

De acuerdo al artículo 3º constitucional la educación sigue siendo una obligación del Estado (federación, estados y municipios) impartir la educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media y superior y superior ¿En qué país cree que vive Andrés Manuel López Obrador? ¡Además debe ser impartida gratuitamente!

Banner 1280x140 IMEDI

De pronto imaginó que encarna a Benito Juárez cuando ordenó la separación de la iglesia y el Estado. Así de retrógrado es el pensamiento trasnochado del sedicente juarista. No señor presidente, no se ha privatizado la educación en México, no sea falaz.

Ahora veamos, a groso modo, qué sucede con la educación que imparte su gobierno. Datos del INEGI. En su primer año de gobierno 740 mil estudiantes no concluyeron el ciclo escolar 2012-2020; el 2.2% del total de los inscritos, de 33. 6 millones de edades que fluctúan entre los 3 y 29 años. Así de ineficiente es la educación que presume privada el señor López.

Luego, para el ciclo escolar que recién concluyó no se inscribieron 5.2 millones de mexicanos, la inscripción de la matrícula se redujo. De los 33. 6 millones del ciclo anterior, bajó a 32.9 millones; además dejaron de inscribirse muchos mexicanos de entre 3 y 29 años de edad, alcanzando la escandalosa cifra de 5 millones 200 mil personas ¿Qué ha hecho el gobierno de la 4T, para solucionar el problema? ¡Nada! Solo atina a quejarse el presidente de la República por la supuesta privatización de la educación.

El mismo INEGI dio a conocer que, de los 54.3 millones de personas de 3 a 29 años, 62.0% (33.6 millones) estuvo inscrita en el ciclo escolar 2019-2020; se estima que 2.2% (738.4 mil personas) no concluyeron el ciclo escolar 2019-2020. Y López Obrador se queja de la participación de la iniciativa privada en materia de educación ¡Inconcebible! Socialista mentiroso que juega perversamente con la información. Por mitómano debiera ser exhibido en su mañanera de los jueves.

Si AMLO reconoció públicamente que desconocía la prohibición constitucional que le impone para que no se meta en el proceso de su consulta popular, menos va a saber lo que sucede en materia de educación. Así utiliza sus “largas jornadas de trabajo”, para confundir a los gobernados que no ha sabido gobernar.

Otro dato para ilustrar al presidente que no se documenta de la información gratuita que proporcionó el INEGI, el pasado 23 de marzo. La Institución que pretende desaparecer el gobierno de la 4T y que no podrá lograrlo dio a conocer que:

“El alumnado entre 3 y 29 años que sí estuvo inscrito en el ciclo escolar 2019-2020 pero que no continuó o desertó del sistema educativo en el ciclo 2020-2021 debido a la pandemia por la COVID-19 o debido a la falta de recursos económicos fue de 1.8 millones; la mayoría fue de escuelas públicas con 1.5 millones en comparación con 243 mil de escuelas privadas” ¿Le quedará claro al retrógrada el enorme apoyo que brinda la educación privada? Con López Obrador todo funciona mal, los datos duros no mienten, AMLO sí lo hace.

Por último y no es para regodearse como lo hace el presidente de la República, derivado del estudio que arrojó el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, siglas en inglés), México quedó en último lugar en competencias entre los países integrantes de esa institución, además de no haber mostrado avances al mantener sus bajos niveles de aprendizaje ¿Entenderá la trascendencia de la información el titular del Poder ejecutivo?.

Parece que no, su interés es desprestigiar a la iniciativa privada, no mejorar los niveles de educación, mucho menos lograr mantener el crecimiento en índice de inscritos en las escuelas, sean públicas o privadas. En sus larguísimas horas de “trabajo” solo atina al desprestigio como arma política.

Aquí la información. Resulta que los niveles de competencia de los estudiantes mexicanos son muy bajos si se comparan con el resto de los países de la OCDE: así, sólo el uno por ciento de los mexicanos alcanza los niveles más altos, cuando el promedio del resto es de 16 por ciento. Además, 35 % de los jóvenes mexicanos no logra un mínimo de competencias, mientras que el promedio de la OCDE es de 13 por ciento. De tal manera, entre los 36 países de la OCDE México ocupa el último lugar en los tres rubros evaluados. A nivel mundial, el país mejor evaluado por PISA (evaluación que la OCDE lleva a cabo cada tres años) fue China, seguida por Singapur ¡AMLO es una vergüenza!.

 

 

Acechan

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.