El poder infalible de una mirada seductora

¿Alguna vez te has detenido a pensar cuál será el magnetismo detrás de la mirada seductora de personalidades como George Clooney y Liv Tyler?

Definitivamente hay algo ahí, que no podemos determinar racionalmente… es ese “Algo” que los hace separarse del común; una mirada seductora capaz de derretir miles de corazones. ¿Será posible tener una mirada así? ¡Claro que sí…! y en realidad, no sólo es posible; también es muy sencillo.

Para que tu mirada esté cargada de sensualidad, simplemente tienes que entornar un poco tus ojos.

¿Que cómo haces eso…? muy fácil: tensa tus párpados inferiores (los llamados músculos preseptales) hasta que se levanten un poco. ¡Inténtalo ahora mismo!.

Si lo haces bien, posiblemente recuerdes que la última vez que hiciste un gesto parecido fue al oler alguna comida que te parecía deliciosa. Inclusive esta última palabra nos permite formarnos una imagen mental de nuestros platos favoritos.

Me tomo la libertad de hacer una analogía con la palabra “delicioso” porque ¿qué más seductor que alguien nos encuentre “deliciosos”, y lo demuestre con su mirada? Como te digo siempre, no creas en mis palabras.

Empieza hoy mismo a entornar ligeramente los ojos cuando hablen con alguien del sexo opuesto, no necesariamente por coquetería… solo hazlo para ver su actitud.

Te aseguro que crearás un lazo empático mucho más fuerte que si no tensaras tus párpados. No tiene que ser exagerado; observa las fotos que complementan este artículo y verán que es un gesto más bien sutil. Si lo quieres practicar frente al espejo, concéntrate en “tapar” el blanco del ojo justo debajo del iris.

¿Quieres hacer tus ojos aún más hipnóticos? un consejo relámpago: Trata de parpadear “a conciencia”, y un poco -sólo un poco- más lentamente que lo normal. ¡Ahí está!.

Esto transmitirá paz y sosiego a tu interlocutor, y ayudará a lubricar mejor tus ojos presentándolos más brillantes… ¡Como si tuvieses enfrente a tu más grande amor…!

Combina el contacto visual con un lenguaje corporal seguro. Utiliza tu cuerpo para transmitir confianza por medio de los ojos. Combinar una mirada segura con el contacto visual ayuda a reforzar la atracción. Mantén el cuerpo relajado y cómodo. Trata de evitar tensar los músculos. Párate erguido con los hombros ligeramente hacia atrás.

No exageres. Si bien es cierto que el contacto visual es fundamental para la atracción, ser muy entusiasta puede ser poco atractivo. Trata de evitar excederte con el contacto visual.

Mira a otro lado mientras esa persona habla de rato en rato cuando ya hayan entablado una conversación. No seas descortés al mirar a tu teléfono celular u otra persona. Solo mira brevemente a la izquierda o la derecha para evitar ser abrumante con el contacto visual.

Debes esforzarte por mirar a alguien a la cara alrededor de tres cuartos del tiempo en que le hables. Haz que tus miradas duren entre uno y siete segundos. Esto demuestra un interés genuino, lo que puede ser atractivo, pero no abruma a la persona.

Recuerda que una mirada seductora es capaz de provocar reacciones erógenas muy magnéticas en quien la recibe: acelerará su ritmo cardíaco y actividad cerebral, dos factores decisivos en la excitación sexual, así que aprovecha esta gran arma para seducir.

Agencias