Sepultan iniciativa sobre arrendamiento

Suspenden proceso de dictaminación. A través de sus redes sociales, Martha Ávila anunció que se requería más tiempo para discutir las reformas propuestas sobre arrendamiento.

El dictamen final de las reformas al Código Civil de la Ciudad de México en materia de arrendamiento, que impedía el desalojo si no hay un contrato por escrito de por medio, fue suspendido por tiempo indefinido.

Ayer por la mañana, la diputada de Morena, Martha Ávila Ventura, una de las promotoras de la reforma, informó a través de su página de Facebook que después de escuchar diversas voces, unas a favor y otras en contra, habían determinado que no existían condiciones para llevar a cabo dichas modificaciones.

«Vemos que es un tema polémico y queremos compartirles que no existen condiciones por el momento para poder llevar a cabo dichas modificaciones, se requiere más tiempo para poder construir con todos los actores un dictamen que no vulnere los derechos de las partes en los contratos de arrendamiento”, admitió la morenista.

Al respecto, Eduardo Santillán, presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso local, donde sería turnada la iniciativa confirmó que quedaba suspendido por tiempo indefinido el proceso de dictaminación de la iniciativa con el fin de escuchar a todos los sectores involucrados y evitar una “polarización”.

La diputada Martha Ávila me ha señalado que la intención ni de ella ni de los otros promotores era la de generar falsos debates en un tema tan sensible, de tal manera que la Comisión de Administración y Procuración de Justicia suspendiera el proceso de dictaminación para no generar una percepción de que se iba a dar un albazo en esta materia.

Por lo que hay la intención, en primera instancia, de no generar ningún albazo, ninguna sorpresa, también me ha expresado (la diputada) no es la intención de que se polarice la sociedad”, expuso Santillán.

Agregó que ahora se abrirá un proceso de diálogo con los diversos sectores como la Coparmex, la Canadevi, el Colegio de Notarios y otras organizaciones ciudadanas que mostraron su inconformidad, con el fin de que se incorporen argumentos más amplios y precisos.

Hemos platicado con las promoventes, organizaciones promotoras, actores sociales. Es, en primera instancia, un ejercicio de parlamento abierto porque lo que permite un parlamento abierto es escuchar la opinión de las y los ciudadanos y todos los sectores involucrados”, señaló el legislador.

También se buscó a la diputada, Valentina Batres para conocer su punto de vista, pero no se obtuvo respuesta.

Ayer, este diario publicó que el dictamen final de las reformas al Código Civil de la Ciudad de México en materia de caseros e inquilinos no incluirá el artículo que impide el desalojo si no hay un contrato por escrito, así lo aseguró Eduardo Santillán.

Sobre el hecho de que si no hay contrato de arrendamiento (por escrito) no puede haber proceso de desalojo, no va a haber en el dictamen ningún elemento de esa naturaleza”, señaló durante una videoconferencia con el Consejo Nacional de la Abogacía Ignacio L. Vallarta, la cual fue seguida por decenas de abogados y organizaciones dedicadas a la renta de inmuebles. También expuso que no estaba de acuerdo que el arrendamiento fuera mínimo de tres años. Comentó que ninguno de estos puntos estarían en el dictamen.

La iniciativa fue redactada por organizaciones sociales y presentada por Martha Ávila, coordinadora de la bancada de Morena, y Valentina Batres, de la misma bancada.

 

Con información de Excélsior.