Inusual servicio que recibió un cliente en un taller mecánico

Quedó furioso al ver que un taller mecánico lo había estafado

Te sorprenderás. Un video que fue compartido recientemente en YouTube dejó al descubierto el ‘inusual servicio’ que recibió un cliente en un taller mecánico.

Te sorprenderás. Un canadiense dejó su auto en un taller para que le realizaran el cambio de transmisión y por error dejó encendida la dashcam (cámara de seguridad). Al recibir su auto de regreso, y tras pagar 900 dólares, notó manchas de helado que levantaron su sorpresa. Al ver el registro del video, que fue publicado en YouTube, el hombre vio algo increíble.

Al ver el clip, Daniel Sheikhan fue a reclamar al taller, donde le dijeron que seguramente se le había caído café a él, aunque igual se ofrecieron a limpiarlo. Enojado, el hombre subió el video a YouTube.

Daniel denuncia el hecho como «fraude». El Mercedes S63 no recibió una nueva transmisión, sino que además fue protagonista de un recorrido por parte del técnico y uno de sus compañeros hasta un centro comercial cercano para comprar cuatro helados.

Para colmo, al entrar de nuevo en las instalaciones del concesionario, el técnico raspó una de las llantas, una marca que no desapareció con el lavado que hicieron del vehículo.

El hombre mostró las imágenes en Twitter y mencionó a la cuenta de Mercedes Benz en su furioso mensaje. Desde la marca de autos de alta gama le contestaron pidiendo disculpas por el servicio que recibió y lo invitan a contactarse con la empresa.

Los problemas con el coche, el mantenimiento y las reparaciones, son desafortunadamente una parte de nuestras vidas con la cual todos tenemos que lidiar con los servicios de un taller mecánico.

Es importante saber cómo trabajar con tu mecánico y desarrollar una buena relación con él sin importar el tipo de reparación que se tenga qué hacer. Aprende a comunicarte efectivamente con tu mecánico para evitar que se aproveche de ti y para tener un buen mantenimiento de tu coche.

Conoce tu auto

Date el tiempo de revisar el manual del propietario de cualquier auto que tengas. El manual del conductor tiene diagramas e ilustraciones de las partes debajo del cofre de tu auto, así como también la solución de los principales problemas y los consejos de seguridad.

Leer el manual del conductor te ayudará a entender cómo funciona tu auto y te facilitará la conversación con tu mecánico sobre las reparaciones.

Utiliza los detalles.

Discute los problemas del auto con tu mecánico con muchas palabras descriptivas para ayudarle a entender mejor lo que está sucediendo con el auto.

Es más posible que él realice un diagnóstico más acertado si le comentas acerca de los rechinidos y crujidos cuando das la vuelta a la izquierda que si solamente le dices que hace ruidos.

Lo antes que él pueda determinar el problema y solucionarlo, menos tiempo permanecerá arreglándolo, lo cual resultará en un menor gasto para ti.

Haz que te explique

Comunícate con tu mecánico sobre las reparaciones de tu auto haciéndolo que te muestre donde se encuentra el problema en lugar de que solamente te lo diga.

Si el auto está suspendido en el aire, haz que el mecánico te la lleve al garage y que te señale el problema de tu coche. Si él no está dispuesto a hacerlo, o no es seguro hacerlo, pídele que realice un dibujo o diagrama del área del problema para que puedas entender lo que tiene que ser solucionado.

Hazlo por escrito

Cuando negocies con un mecánico, haz que imprima una lista de los costos. Esta lista deberá incluir cualquier costo de partes, mano de obra, diagnósticos y todos los servicios realizados junto con los impuestos correspondientes.

Esto te ayudará a saber exáctamente la cantidad que vas a gastar y evitarás a tu mecánico cobre algo extra por servicios que no son necesarios.

Haz preguntas.

Haz a tu mecánico la cantidad de preguntas que necesites para entender lo que está mal con su auto y qué servicios son los que se le está realizando para solucionarlo. Él deberá estar dispuesto y ser capaz de explicar el trabajo que están realizando y como solucionará el problema.

Lleva un registro del mantenimiento.

Lleva un registro o expediente de todo el mantenimiento y reparaciones realizadas a tu auto durante toda su vida útil o mientras sea tuyo.

Utilice este expediente para comparar su historia de mantenimiento con tu mecánico y para rastrear servicios que deberán ser realizados con una frecuencia regular como cambios de aceite y rotación de neumáticos.

Créditos: Foto: captura YouTube Tendencias LR