Sortean evaluaciones toxicológicas a personal de SSPMQ

 

Realizan sorteo y pruebas toxicológicas a 52 empleados administrativos de Seguridad Pública Municipal

En el propósito de contar con una corporación sana y eficiente para procurar la tranquilidad de las familias queretanas, este mediodía se llevó a cabo el sorteo de evaluaciones toxicológicas sorpresivas, en esta ocasión para el personal administrativo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

 Se realizan de forma periódica a fin de garantizar un servicio profesional para la ciudadanía.

El Presidente Municipal de Querétaro, Miguel Antonio Parrodi Espinosa, encabezó este sorteo que también da cumplimiento a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que establece como requisito de permanencia para el personal el comprobar el no uso de sustancias psicotrópicas, estupefacientes u otras que produzcan efectos similares.

BannerWeb_911

“Para cumplir con la responsabilidad y los compromisos que ha asumido esta administración, es necesario que todas y todos los servidores públicos posean el perfil, la formación y las capacidades para atender sus funciones y estar a la altura de lo que la ciudadanía demanda. En el caso de la Secretaría de Seguridad Pública, es fundamental, por ley por compromiso ético con la ciudadanía, que el personal cumpla con todos los controles de confianza”, mencionó.

Miguel Parrodi dijo que la confianza es primordial en la base del trabajo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y que con estas prácticas se da una muestra que se cuenta con una corporación enfocada en velar por la seguridad de las y los ciudadanos. Además reconoció la disposición de todas las áreas de la dependencia, de sus titulares y quienes forman parte de ellas, para atender este requerimiento.

El Secretario de Seguridad Pública Municipal, Juan Luis Ferrusca Ortíz, informó que en la presente administración se han llevado a cabo cinco sorteos de evaluaciones toxicológicas para el personal administrativo, con 158 evaluaciones aplicadas, y de las cuales ninguna ha resultado positiva hasta el momento.

Las pruebas toxicológicas son realizadas por un laboratorio externo que en su análisis considera busca la presencia o ausencia de sustancias ilícitas. En caso que resulte algún caso positivo, el elemento podrá ser separado de su cargo y sin que proceda su reinstalación o restitución.