Tigresa blanca nace en un zoológico de Nicaragua

 

Conozca a Nieve, una rara y adorable tigresa blanca que nació en un zoológico de Nicaragua.

Una rara tigresa blanca llamada Nieve nació hace una semana en el Zoológico Nacional de Nicaragua, cuyos cuidadores han tenido que hacerse cargo de la cría luego de que fuera rechazada por su madre.

Nacida con un peso de 954 gramos, Nieve es hija de dos tigres de Bengala de pelaje amarillo y negro, pero lleva genes de su abuelo, que era blanco, explicó en declaraciones a AFP Eduardo Sacasa, director del zoológico.

Los cuidadores del centro están criando al pequeño felino luego de que fuera rechazado por su madre.

La madre de la cría fue rescatada «en estado lamentable» tras ser abandonada por un circo, donde tuvo dos abortos. Gracias a los cuidadores se recuperó y, tras cinco años de rehabilitación, pudo dar a luz, pero ahora rechaza a su hija, relató Sacasa, quien es médico veterinario.

Marina Argüello, esposa de Sacasa y quien le ayuda a administrar el zoológico, es la que cuida de la tigresa, a quien llama «Mi bolita de nieve» y le da un biberón con leche especial cada tres horas, ya que «si no lo haces, llora», asegura.

Aunque el centro ya tiene otros dos tigres blancos que le fueron donados cuando tenían un año, Nieve es la primera en nacer en el país centroamericano.

“Nieves” se suma a otras dos crías de tigres blancos de bengala una especie en peligro de extinción que llegaron en mayo de 2019 al zoo nicaragüense, procedentes de México.

Los cachorros de color blanco están marcados por una condición genética que elimina el pigmento del tradicional pelaje anaranjado de estos tigres, originarios del sureste asiático, sin afectar sus distintivas rayas negras.

Además de los tigres blancos, en el zoológico también habitan tigres de bengala, siberianos, jaguares, pumas, y leones africanos, así como felinos menores, como el tigrillo ocelote y tigrillo margay, entre otros.

El Zoológico Nacional, renombrado recientemente como Zoo Nicaragua, mantiene cientos de especies en protección, mientras esperan ser liberados.

Un total de 35 personas trabajan en el mantenimiento del centro de animales, entre guardaparques, vigilantes, conductores, área administrativa, entre otros.

Al Zoo ingresan, en promedio, unas 1.000 personas durante los fines de semana, quienes pagan simbólicamente un dólar si son nicaragüenses o cuatro dólares si se trata de extranjeros.

Por RT foto INTI OCON / AFP