Tu computadora es el vecindario preferido de los gérmenes

¿Sabes cuántos tipos de bacterias y gérmenes se alojan en tu computadora ?

Áreas de la oficina como la computadora, los escritorios, las tomas de agua, los picaportes de puertas y ventanas, y por supuesto los teclados de las computadoras portátiles, tampoco se quedaron atrás, aunque los teléfonos se llevaron el premio de la popularidad para el vecindario preferido de los gérmenes.

No mantener una adecuada limpieza de la computadora, en especial de dispositivos como el mouse, el teclado y otros, puede causar innumerables infecciones.

El teclado de una computadora convencional puede almacenar hasta 33 000 bacterias por centímetro cuadrado, una cifra mucho mayor que la albergada por otros sitios considerados tradicionalmente más insalubres, como los inodoros; e incluso puede contener gérmenes tan peligrosos como los resistentes a variados antibióticos.

No se trata de un invento o de meterle miedo para que limpie la computadora, algo que olvidó hacer seguramente desde hace un buen tiempo, y que constantemente deja para el próximo día, pues el tiempo no le alcanza.

Las causas más frecuentes de esta suciedad están en el mismo usuario de la computadora, que muchas veces come sobre esta dejándole caer migas diversas encima, fuma, bebe, estornuda sin separar la cara de lo que está haciendo, permite que los animales se paseen sobre la máquina, y en especial no limpia adecuadamente su teclado y mouse, dispositivos que por demás en la mayoría de los casos son «tocados» o «compartidos» por varias personas.

Aunado a ello, muchas ocasiones ignoramos la presencia del polvo, basuritas, clips e incluso insectos que pueden alojarse al interior del ordenador.

Partículas de todo tipo pueden encontrar su destino final en el interior de una carcasa. Mucho se podrá hablar de temperatura y flujos de aire adecuados, pero si el lugar en el que se encuentra el ordenador contiene demasiado polvo, esto puede ser tan perjudicial como el peor de los virus.

Con una limpieza periódica puede evitarse cualquier catástrofe, sin embargo, siempre es posible encontrar algún que otro caso en el que el polvo depositado alcanza una masa crítica, atentando contra la mismísima vida útil del sistema.

La limpieza de una pc dentro de un marco de tiempo razonable no es una recomendación, sino una necesidad. El polvo le hace mal a los ordenadores. También el humo, la grasa (¿Una PC en la cocina? ¡Horror!), y sin lugar a dudas los líquidos.

Limpiar el entorno en donde se ubica el ordenador está bien, pero no hay que olvidar que una parte sustancial del polvo que se levanta puede terminar dentro de la carcasa, más aún si el ordenador se encuentra funcionando durante el proceso.

Lamentablemente, tampoco podemos olvidar el ridículo diseño que poseen el 99 por ciento de las mesas para ordenador. La carcasa suele ser colocada en un rincón y muy cerca del piso, dos factores que todo el polvo que flota en la casa adora sin excepción.

Esto lleva a ventiladores trabados, disipadores ineficientes, y un inevitable exceso de temperatura. Por supuesto, no es necesario recordarles lo que puede llegar a pasar después, tome precauciones.

Incluso, a tenor de lo que algunos piensan, una limpieza mínima de determinados dispositivos no requiere ni aparatos ni conocimientos sofisticados, pues con una fina brochita, algo que expulse aire a mesurada presión, un pañito que no suelte pelusas y una buena dosis de ganas de hacer, se pueden lograr maravillas.

El teclado, por ejemplo, basta con virarlo boca abajo y echar aire a presión entre sus teclas o darle suaves sacudidas, para asombrarse de la cantidad de basura que guarda.

Tampoco está de más pasarle un trapito húmedo —no empapado— con jabón líquido o champú mezclado con una pizca de alcohol o colonia, el cual puede introducirse con cuidado sobre y entre las teclas, siempre y cuando antes desconecte el equipo de la corriente para evitar accidentes.

Agencias foto 800 noticias