Lo que debes saber de los Trastornos de Conducta Alimentaria

 

SESA conmemora Día Nacional de la Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria

La Secretaría de Salud (SESA) del Estado se suma a la conmemoración del Día Nacional de la lucha contra los trastornos de la conducta alimentaria el 2 de junio, fecha decretada por el Congreso de la Unión con el objetivo de visibilizar la importancia de la prevención y detección precoz de estas alteraciones alimentarias y huir de la estigmatización y el exceso de juicios sociales que, de forma frecuente, las rodean.

Se trata de trastornos mentales que generan un comportamiento patológico frente a la ingesta de alimentos y una obsesión por el control del peso.

Está presente en todas las edades sin importar sexo o condición social. Entre los trastornos de la conducta alimentaria más conocidos se encuentran: La bulimia, la anorexia nerviosa, la ortorexia, el trastorno por atracón y la vigorexia.

Banner2-1459-x-170

Los factores socioculturales, la publicidad y las relaciones sociales, están actuando como promotores del modelo estético corporal. Son más vulnerables a la influencia de este modelo las personas que presentan ciertos factores personales (baja autoestima, depresión, exceso de peso, entre otros) y/o familiares (separación de sus padres, muerte de algún familiar, divorcio, etc.), y pueden llegar a presentar conductas alimentarias no saludables, o bien, algún trastorno de la conducta alimentaria.

Cada uno de estos trastornos tiene sus características, pero comparten algunos elementos básicos en común, estos son: preocupación excesiva por el peso y la figura; distorsión de la imagen corporal; y prácticas reiteradas de control del peso, a través de dietas, ejercicio físico exagerado y desórdenes en rutinas alimentarias, entre otros.

La Bulimia es un trastorno alimenticio caracterizado por atracones y evitando el aumento de peso. Las personas que padecen este padecimiento suelen tener altibajos emocionales, comer de forma compulsiva, dispepsia, ausencia de menstruación y vómitos después de comer en exceso.

Por otro lado, la Anorexia provoca que las personas se obsesionen por su peso y por los alimentos que ingieren; los síntomas son deshidratación, mareos, aislamiento social, estreñimiento y depresión, entre otros.

La ortorexia es otro trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana. El síntoma principal que caracteriza a esta enfermedad es la preocupación excesiva por todo lo que se ingiere, suelen ser tan estrictos que incluso se sienten culpables cuando lo incumplen y se castigan con dietas y ayunos aún más rígidos. Se manifiesta con más frecuencia en personas con comportamientos obsesivos-compulsivos.

Es de suma importancia solicitar ayuda de un profesional de psicología y de medicina en cuanto se presentan los primeros síntomas en alguien cercano a nosotros; ya que los afectados no suelen ser conscientes de su situación, incluso, niegan que padezcan cualquier tipo de trastorno alimenticio.