Una serpiente se asoma por su ventana

 

Estaba manejando y se asomó una serpiente por su ventana

El viaje en auto de una pareja australiana se convirtió en un momento para el recuerdo. Tenían una intrusa, no humana, a bordo: se trataba de una serpiente, que se asomó por la ventana durante el trayecto. La secuencia sumó miles de visitas en redes sociales.

En vísperas de Año Nuevo, los jóvenes Rachael Pace y Kyle Vella, ambos de 22 años, se encontraban circulando por la zona de la localidad de Stroud (Nueva Gales del Sur) cuando otro conductor les avisó que había un reptil en su vehículo.

Al principio, explicaron a la agencia Caters, pensaron que era un chiste del hombre y lo ignoraron. Sin embargo, después de observar que otra persona los filmaba, se dieron cuenta de la situación: el animal, una pitón, en verdad se encontraba allí.

«Oh, Dios mío. ¿Qué c*arajo hacemos?», le preguntó Kyle a su novia mientras el ofidio se dejaba ver a través del vidrio. «Mirá lo grande que es. Sigue hasta allá», dijo Rachael señalando al ser vivo. «Se va a caer», respondió él.

Segundos después, el hombre detuvo el vehículo e intentó mover la puerta para que la serpiente no venenosa se fuera de allí, aunque no lo logró. Al final, un vecino del lugar acudió al rescate: «Paramos el coche y un hombre que vive al otro lado de la calle nos ayudó a sacarla de ahí y dejarla en un arroyo cercano», informó la mujer en de Facebook el 31 de diciembre.

Qué especie era
El ejemplar era una pitón diamantina (Morelia spilota), también llamada pitón de alfombra. Habita en todo el norte, este y sur del país oceánico, informó el gobierno local.

«Hay seis subespecies de esta pitón en Australia, con varios colores y patrones», describieron las autoridades en un artículo de la página web nt.gov.au.

Pitón diamantina. No es venenosa, aunque recomiendan aplicar vacuna contra tétanos en caso de una mordida.

El Museo de Queensland aclaró en su sitio oficial —qm.qld.gov.au— que la especie «está activa tanto de día como de noche y se la puede encontrar en el suelo, en árboles o edificaciones (particularmente en corrales de gallinas, graneros y áticos».

​Esta serpiente se alimenta de ranas, lagartos, pájaros y además algunos mamíferos. No es venenosa, aunque recomiendan aplicarse la vacuna contra el tétanos en caso de sufrir una mordida.

Foto: captura de video/Caters/Rachael Pace página web nt.gov.au Por Clarín