Verifica la etiqueta informativa al comprar juguetes

 

Exhorta Secretaría de Salud a verificar etiqueta informativa al comprar juguetes

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro exhortó a los Reyes Magos a adquirir juguetes que cuenten con etiqueta informativa y que no representen riesgo para la salud de la población infantil.

Los juguetes que se comercializan en el país deben cumplir con un marco jurídico establecido en la Ley General de Salud y en las Normas Oficiales Mexicanas.

Para proteger la salud de las niñas y niños es importante tomar las siguientes precauciones para el uso de juguetes:

• El producto debe contar con etiqueta informativa que especifique las medidas de precaución y garantía de calidad
• Debe detallar con leyenda o símbolo la edad recomendada para su uso.
• Las pinturas o crayones deben contar con la leyenda de que no son tóxicos.
• Tener cuidado con juguetes viejos, ya que es posible que no cumplan con las de medidas de seguridad vigentes.

La Secretaría de Salud recomienda: verificar que los juguetes no emitan un olor fuera de lo común, no dejen residuos de pintura o de cualquier otro tipo en las manos de los niños y las niñas y que no irriten su piel.

De acuerdo con la Cofepris, los menores pueden entrar en contacto con las sustancias tóxicas como el plomo al ingerir o chupar el juguete, al inhalar algún olor fuerte que provenga de éste, al tomarlo con las manos y que por la sola manipulación irrite su piel. O incluso, porque deje residuos en las manos de los niños y luego se lleven las manos a la boca, a los ojos, o ingieran alimentos sin haberse lavado las manos.

“El plomo tiene graves consecuencias en la salud de los niños. Si el grado de exposición es elevado, ataca al cerebro y al sistema nervioso central”, de acuerdo con Cofepris.

Con los niños menores de tres años hay que tener mayor cuidado, porque en esas edades suele ser más frecuente que se lleven los objetos a la boca. Es indispensable sólo comprar juguetes que estén acorde con su edad, ya que fácilmente podrían ingerir una pieza pequeña del juguete y ahogarse o chupar un juguete que no esté diseñado para esto y terminar comiéndose los materiales.

Cofepris y Profeco recomiendan no comprar aquellos juguetes que no contienen etiquetas informativas, que no especifiquen las medidas de precaución y que no brinden garantía sobre la calidad, el uso inadecuado puede exponer a las niñas y niños a asfixia por ingestión de piezas pequeñas u obstrucción en fosas nasales y oídos.

Para menores de 5 años evitar los plásticos tipo PVC, y elegir los fabricados de madera o tela.