Visita la exposición Patria Íntima

Visita la exposición Patria Íntima y descubre cómo se construyó el México actual, legal y constitucionalmente.

México es un país con poco más de 200 años de existencia, pero ¿alguna vez te has preguntado cómo llegamos aquí, legal y constitucionalmente? Descúbrelo en la exposición Patria íntima, donde podrás ver los documentos en los que diversos personajes históricos plasmaron su visión de país y más tarde dieron forma a esta nación.

México es un país con poco más de 200 años de existencia, pero ¿alguna vez te has preguntado cómo llegamos aquí, legal y constitucionalmente? Descúbrelo en la exposición Patria íntima, donde podrás ver los documentos en los que diversos personajes históricos plasmaron su visión de país y más tarde dieron forma a esta nación.

La exhibición se divide en cuatro partes:

De súbditos a ciudadanos. El recorrido inicia con la Colonia, cuando nuestro territorio estaba regido por la legislación del Reino de España; los criollos eran defendidos, mientras que indios y mestizos eran considerados menores de edad. Con el movimiento independentista surge la Constitución de Apatzingán de 1814, la cual parte del reconocimiento de la independencia y establece una república representativa. Se abole la esclavitud y se toman en cuenta los Derechos del Hombre y el Ciudadano, así como los Sentimientos de la Nación.

La coyuntura constitucional. Siendo ya un país independiente, se estableció el Primer Imperio Mexicano y se concretaron los principios incluidos en el Plan de Iguala, los Tratados de Córdoba y el Acta de Independencia del Imperio Mexicano de 1821. Entretanto, Miguel Ramos Arizpe, en el Acta Constitutiva de la Federación, proponía una república representativa, popular y federal. Tres años más tarde, tras el derrocamiento de Iturbide, la Constitución de 1824 redefinió un orden territorial y las atribuciones de los estados.

La Constitución de 1857 y la construcción de nuestra modernidad. De ideología liberal, la Constitución de 1857 buscaba darle estabilidad al país, organizándolo como una república federal, representativa y popular. Consideraba la vía constitucional como un método eficaz y preciado para solucionar las controversias; garantizaba la libre expresión de ideas y su discusión en un marco de absoluta tolerancia; y ofrecía al pueblo mexicano un país de libertades, democrático y sin confrontaciones armadas.

Constitución y Revolución. Tras el movimiento armado en contra de Porfirio Díaz y el efìmero mandato de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza trató de reestablecer el orden constitucional y convocó a un Congreso Constituyente, encargado de reformar la Constitución de 1857; lo que culminó en la promulgación de la Constitución de 1917, norma fundamental que nos rige actualmente.

Si quieres conocer más sobre los documentos que establecieron las bases constitucionales de nuestra nación, te esperamos de martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas, en Palacio Nacional. ¡Entrada libre!

Secretaría de Hacienda y Crédito Público