¿Y qué esperaban de AMLO el reincidente?

¿Y qué esperaban de AMLO el reincidente?, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

Volvieron las conferencias del odio y las mentiras a cargo de quien dijo haber contraído la infección del covid. Me refiero al reincidente quien cobra como Presidente de la República, pero actúa cual rijoso agitador social y no como jefe de Estado, que procura el bienestar y la unión de su pueblo. Los medios y analistas extrañaron las conferencias mañaneras, no había a quien criticar y desmentir. La transitoria encargada de decir mentiras no pudo con el “paquete”. Olga Sánchez Cordero, no es experta en manipulación.

Una de las primeras mentiras de López al regresar dijo: “Me contagié porque tengo que trabajar como millones de mexicanos”. De todos es conocido que Andrés nunca ha trabajado en su vida, siempre ha sido un parásito social; actuando como Presidente, solo atina a mentir reiteradamente, salvo que esa sea su actividad profesional, de ser así: es un experto ¿Trabajar como millones de mexicanos? Ni la burla perdona, hace sorna de él mismo.

Por dos semanas los mexicanos pudieron respirar libremente, aunque siempre existía la interrogante ¿qué trama López? Según él estuvo en reposo mientras se recuperaba tras dar positivo a coronavirus, quien supuestamente se contagió porque tuvo que salir a trabajar. Si su “trabajo” es destruir a nuestro país, mejor hubiera sido que no regresara a “trabajar”; que el ISSSTE lo incapacitara permanentemente y le pague, sale más batato.

Todo lo hace mal. Ha probado con creces que no sabe gobernar. Lo que dijera en alguna ocasión de sus “borracheras” verborreicas: que no representaba ninguna ciencia gobernar, que cualquiera lo podía hacer. Bueno, como él lo ha hecho, claro que cualquiera lo puede hacer, echar a perder lo que no es suyo, destruir lo que no le pertenece, eso cualquier resentido social lo puede hacer.

Luego agregaría en el reinicio de su adoctrinamiento: “ni modo que me quedara todo el tiempo encerrado, no se puede vivir encerrado. Me cuidé, guardé mi sana distancia, pero me tocó». Nada, nada, si así hubiese sido, hace mucho tiempo se hubiera contagiado, el prosaico no atiende las indicaciones de la OMS, no guarda la “sana” distancia, tampoco usa mascarilla o cubrebocas, anda del tingo al tango, se detiene a comer garnachas en cualquier lugar que se le antoja, sale de paseo, anda en campaña ¡Imprudente!

Un largo año de desaseo personal. Ahora resulta que por “salir a trabajar” se contagió. Es otra de sus tretas manipuladoras, para congraciarse con la clase trabajadora, con aquellos que, por salir a ganarse la vida salen a trabajar. Esa fue la motivación de su despreciable justificación. La manipuladora política como sustantivo de sus acciones y no falta quien siga creyendo en las realidades alternas: las falacias.

López se rehúsa a cumplir con la política de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS): usar cubrebocas para reducir las posibilidades de contagiarse de Covid-19 o de contagiar a terceros. Ha demostrado que eso no le importa al Presidente, lucha contra corriente a pesar de la enorme cantidad de muertes ocasionadas por la pandemia, en gran medida generadas por su irresponsable conducta y actos deleznables de su gobierno, basados en la mentira. No hay ni vacunas, a pesar de las millones de dosis que dice haber comprado ¿Dónde quedaron esas vacunas? Apenas unos miles de frascos llegaron y no alcanzaron para inmunizar al personal médico y asistentes en el sector salud. Y deben ser dos dosis de la vacuna. Todo un caos perfectamente bien orquestado ¡Pero tiene que salir a trabajar como millones de mexicanos!

Más mentiras. AMLO dijo que participó en un tratamiento antiviral para superar Covid-19 y le dio resultado. Ahora resulta que en México ya existe la cura para aliviarse de la terrible infección y nadie sabe cuál fue ese maravilloso tratamiento antiviral. Palabras que le sirven para distraer la atención sobre la falta de medicamentos antivirales en las farmacias. Hay escases, como nunca y nadie responde el por qué de esa falta de medicamentos para atenuar los efectos de la enfermedad en aquellos que han contraído la infección. Cabe recordar que el gobierno de López sancionó irresponsablemente a distribuidoras y laboratorios, que incluso se les prohibió la venta de medicamentos ¿Esa es la causa de la discordancia entre demanda y escases?

El señor López dijo que, para superar el coronavirus decidió participar en un proceso de investigación, con un tratamiento antiviral que aplican especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición «Salvador Zubirán» a enfermos de coronavirus ¿Conejillo de indias el Presidente de la República? ¡Por supuesto que no! Ningún Presidente se presta o se somete a experimentos. Otra más de sus falacias. Si tan bueno fue el resultado ¿Por qué no lo dan a conocer y lo aplican de manera gratuita en el sector salud? Que lo den a conocer a la OMS, para que lo patenten y se aplique a nivel mundial. Otro distractor ¿Qué le aplicarían al conejillo de indias?

Como AMLO continúa en campaña política y electoral, se fue con todo en contra de los empresarios que participan en la generación de energías limpias. Los acusó de ser corruptos para justificar la reforma eléctrica. Y luego se preguntan el por qué el PIB ha caído por debajo del 8 por ciento, cuando ofreció que crecería hasta el 6 por ciento. De tal suerte que 8 más 6, el PIB tendría que crecer hasta el 12 por ciento para alcanzar su ilusoria meta que le sirvió en campaña. No se cansa de mentir, dijo que este año crecerá la economía un 5 por ciento en el PIB. Enésima promesa que no cumplirá. Es la iniciativa privada la que hace crecer el PIB, no por simples deseos de López Obrador, menos si los fustiga de corruptos sin prueba alguna que demuestre su mentira.

Tenía que acusar de corruptos a los empresarios de la energía eléctrica limpia, simplemente para justificar su problemática iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que pretende dar prioridad a la CFE sobre los productores privados. Ya perdió su inconstitucional acuerdo ante la SCJN, que promoviera su Secretaria de Energía, acuerdo que elaboraron sus asesores, los mismos que realizaron la iniciativa ¿Acaso espera intimidar a los ministros al igual que lo hizo con su consulta popular para que se la aprueben? Todo es tema político para López.

Siguió con la retahíla de mentiras en su primer día de regreso. También dijo: “no les gustó que envié la iniciativa de reforma al sector eléctrico porque se habían apoderado de la industria eléctrica las empresas particulares, comprando, sobornando autoridades corruptas, empresas extranjeras”. Siempre afirma sin probar nada. Reza en el sistema legal un principio que establece: quien afirma un hecho, está obligado a demostrarlo. López Obrador, nunca ha demostrado un solo acto de corrupción de sus enemigos y a los corruptos de su equipo de trabajo, los solapa, los protege, los indulta a la vista de todos.

El mitómano dijo que México recibirá esta semana un millón de vacunas de AstraZeneca desde India y agregaría: «Es muy probable que este fin de semana, antes de que termine la semana, lleguen como un millón de dosis de AstraZeneca de la India». Un mes sin recibir ninguna dosis. Ni los chinos ni los rusos le mandan vacunas ¿Qué le hicieron al conejillo de indias para sanarlo? Total, Andrés Manuel López intimidó a todos con lo siguiente: «Tengo que seguir haciendo lo mismo y trabajando» ¿Qué significado le dio a la desenfadada amenaza?

reincidente

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.